El futbol no solo es un deporte, también puede ser un excelente medio para divulgar un mensaje o promover una buena causa, y en una de las campañas más bonitas en la historia del futbol, el Zenit de San Petersburgo entró al terreno de juego con un perrito en los brazos de cada jugador.

La campaña llevó el nombre de “Los perros son mejores en casa” y cada uno de los perritos provenían de refugios locales y fueron puestos en adopción durante el encuentro.

Mikhail Kerzhakov saltó al campo con Shanti, Dmitry Chistyakov con Wendy, Vyacheslav Karavaev con Dali, Yaroslav Rakitsky con Chico, Daler Kuzyaev con Chuk, Wendel con Pelmen, Douglas Santos con Dara, Claudinho con Shanti, Alexander Erokhin con Phoebe, Malcolm con Harley y Artem Dziuba con Rico. Las imágenes del momento en el que ingresaron a la cancha se viralizaron y en menos de un día recibieron 2.5 millones de reproducciones.