Si de equipos de tradición hablamos, en el futbol mexicano, el Club Puebla es un nombre que nunca puede faltar, y hoy, orgullosamente, cumple 77 años, 77 años de historia, 77 años de un sentimiento.

La Franja nació en 1944, ahí tenía como principal objetivo mantener el espíritu de sus franquicias antecesoras como el España de Puebla que existió en la década 10. Cuando el equipo que se mantiene hasta la actualidad se fundó, rápido llegó la primera gloria, pues el grupo se adjudicó .

En aquella cancha llamada ‘El Mirador’, se empezaba a construir lo que hoy es un símbolo de fiesta, de unión entre poblanos, una historia que se ha forjado con grandes entrenadores y con grandes futbolistas que a día de hoy, se recuerdan con cariño.

Columneta recomendada:

El uniforme del Puebla cuenta con un sello característico, una franja en azul que representa el color de la talavera poblana, pero también hay personas de la época que aseguran que el Puebla tiene el color azul debido a la Virgen de la Inmaculada Concepción, debido a que el equipo fue consagrado en la Catedral poblana.

Porque todos recuerdan la primera vez que fueron a un estadio, pero la primera vez que visitas el Estadio Cuauhtémoc con tu mamá, papá, hermanos, amigos, etc… es indescriptible; Saber que estás en las gradas del dos veces estadio mundialista y recientemente remodelado estadio, es un momento mágico.

Como olvidar esas veces que un familiar te contaba de las grandes hazañas del Club Puebla, si eres menor de 30 años te identificarás conmigo, y ver como se dibujaba esa sonrisa que solo el Puebla puede provocar, y que al paso del tiempo se transmite de generación en generación, esas sonrisas valen oro; O si te tocó vivir la época dorada del Club, el orgullo que se siente el haber resurgido, no una, sino dos veces del descenso y regresar cada vez con más fuerza a Primera División, porque sí, irle al Puebla es saber sufrir, saber que es estar al borde de un paro cardiaco, pero también es saber disfrutar como nadie los triunfos, abrazarte en las gradas, en tu casa, en el bar o donde sea que ves el partido con la persona de a lado sin siquiera conocerse.

“Para mí el gol del campeonato es algo hermoso. Todo mundo lo seguimos gozando. En la tanda de penaltis, cuando me tocó cobrar, reflexioné y razoné el hecho de que Paul Moreno lo había fallado. Para eso yo le decía Manolo en la Puente que me apuntara, pero me dijo que me esperara. Ya en la segunda lista le pedí otra vez que me apuntara y ya estaba yo en la lista. Ahí me entró una calma y una tranquilidad. Pensé que no tenía nada que perder y mucho que ganar”.

Porque es imposible olvidar a:

  • Pablo Larios: Uno de los mejores porteros mexicanos de la historia, que sin importar la playera que portara imponía sus condiciones, además que formó parte del Puebla campeón de 1990.
  • Paúl René Moreno: Llegó joven a la Franja, cuando apenas tenía 19 años de edad; su talento y habilidad eran indiscutibles al punto que se ganó el llamado a la Selección Mexicana de cara al Mundial de 1986, el problema es que una lesión le impidió participar.
  • Roberto Ruíz Esparza: Cuando se nombra a Ruiz Esparza se recuerda a un defensa que portaba el gafete de capitán como pocos, pues su liderazgo hacía que todas las líneas se mantuvieran en total orden, además que formó parte del Puebla Campeonísimo de 1989-90.
  • Matías Alustiza: Considerado el último ídolo, el Chavo estuvo casi siete años en el plantel, divido en dos etapas, siendo la primera fue la más brillante pues siempre se decantó como el corazón ofensivo del conjunto camotero; ganó la Copa y Supercopa MX, además que es el sexto máximo goleador del equipo.
  • Cuauhtémoc Blanco: Pese a que llegó en la recta final de su trayectoria e incluso la Franja fue el club donde se retiró, el Cuau logró dejar huella en el equipo porque se convirtió en el motor ofensivo donde logró adjudicarse la Copa MX del Clausura 2015.

Entrevista completa

  • Silvio Fogel: Con un total de 84 anotaciones, el argentino es el tercer máximo romperredes del Puebla, siendo que tuvo dos períodos (1975-80 y 1982-83), además que fue pieza clave para el título de liga de 1983, donde la escuadra poblana superó en la Final a Chivas.
  • Ricardo Álvarez: Junto a Poblete aparece en la parte alta de los goleadores, aunque al atacante mexicano se le suele nombrar como el primero porque es quien más anotaciones hizo en liga (87), además que fue de los que puso las bases del club porque jugó en la década de los 40.
  • Carlos Poblete: Cuando se habla de goleadores, la afición recuerda con cariño al chileno, quien se decanta como uno de sus máximo romperredes del plantel con 92 tantos (83 en liga, ocho en copa y uno en Concacaf), además que ayudó a ganar una liga, copa, Concacaf y Campeón de Campeones.
  • Carlos Muñoz: En las más de siete décadas de vida, Puebla únicamente puede presumir a dos campeones de goleo, uno de ellos es Muñoz quien firmó 15 tantos en el Invierno 96.
  • Jorge ‘Mortero’ Aravena: El chileno llegó para enamorar al público poblano porque fue fundamental para que el club tuviera un año brillante (1989-90), cuando ganó la liga, copa y Supercopa; además que se adjudicó el Balón de Oro en México por lo mismo. En 2005 tomó las riendas de la escuadra camotera como entrenador, aunque no pudo repetir las glorias.

Y sí, son solo algunos de las tantas figuras que se han vestido con la ‘Franja’.

Momentos ‘dorados’

La década de los años setenta fue la etapa de consolidación para el plantel poblano, por un lado, cambió de escenario, dejó atrás el estadio Zaragoza e inició una nueva era en el estadio Cuauhtémoc, escenario inaugurado el 6 de octubre de 1968 y actual casa de los poblanos.

En la temporada 82 – 83, tras vencer a Guadalajara en penales, Puebla obtuvo su primer título de Liga.

Te puede interesar:

De la mano de Manuel Lapuente, el Puebla tuvo una temporada de ensueño en 1989/1990. Lograron conquistar los títulos de liga, copa y Campeón de Campeones. Un año después, llevaron el éxito a nivel internacional al conseguir el trofeo de la Copa de Campeones de la CONCACAF derrotando al Police de Trinidad y Tobago.

Y es que el Club Puebla no solo representa futbolísticamente a un Estado, representa el amor, orgullo, la pasión, el compromiso y la gallardía de todos los poblanos, el Club Puebla, aunque suene frase cliché ‘es un estilo de vida’.

PALMARÉS

Primera División

Campeón Temporada 1982-1983

Campeón Temporada 1989-1990

Subcampeón Temporada 1991-1992

Copa México

Campeón Copa México 1944-1945

Campeón Copa México 1952-1953

Campeón Copa México 1987-1988

Campeón Copa México 1989-1990

Campeón Copa México Clausura 2015

Subcampeón Copa México Apertura 2014

Supercopa México

Campeón Supercopa México 2014-2015

Internacionales

Campeón Copa de Campeones de la CONCACAF 1991

Campeonatos de Ascenso

Campeón Ascenso de 1970

Campeón Apertura 2005

Campeón Apertura 2006

Campeón Ascenso 2006-2007

Porque aún sin irle al Puebla, somos miles las personas que estamos agradecidas con el club por darle una alegría a un ser querido, por aquellas tardes en que ha convertido a una ciudad entera en familia, por aquellas ‘fiestas futboleras’ que nos ha regalado.

Ser aficionado al Puebla es saber que el partido termina hasta que el árbitro decide, ya sea para festejar o para lamentarse, porque aunque ya no es tan común, hace unos años se sufría en los últimos minutos del encuentro.

En los últimos años, nos han sacado una sonrisa con el ya famoso ‘Tío Puebla’

Otra cosa que nos ha enseñado el club ‘enfranjado’ es que los cambios son buenos, y estos son todos los escudos que han utilizado:

Sobre el Club Puebla:

¡Felices 77 años de historia Club Puebla! Gracias por tantas alegrías, gracias por siempre regresar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

5.822 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress