Pocas veces podemos ser participes de acontecimientos históricos, al ver un hecho histórico podemos sentirnos afortunados, dos, ni se diga, pero ¿Tres? ¿Es posible? Sí.

Debemos sentirnos afortunados por ser contemporáneos y poder disfrutar la magia de estos 3 reyes del futbol mundial: Lionel Messi, Cristiano Ronaldo y Zlatan Ibrahimovic; Tal vez no vayan en camellos y no sigan la estrella para llegar a un nacimiento, no, ellos no.

Pero de lo que sí estoy seguro es que los tres siempre van siguiendo el balón y haciendo cosas que parecen fuera de este mundo, así como lo son ellos.

Lionel Messi/Melchor

Es el rey que le corresponde llevar el oro, por eso, no hay ningún jugador en la historia de este deporte con más balones de oro y con mayor cantidad de botas de oro ganadas.

Messi con su magia logró llevar al futbol a niveles que solo en FIFA se pueden lograr, un ejemplo de ello es la temporada 2012, en donde el “Rey Mago” anotó 91 anotaciones para romper cualquier registro posible.

O su primer gol con el Barcelona, a pase de otro mago, Ronaldinho, muestra de su calidad indiscutible y lo que venía no solo para él, para todos los amantes del futbol.

Cristiano Ronaldo/Baltasar

El “hombre sin límites”, “Mr. Champions” o “Super fly”, con el astro portugués sin duda alguna podría ser el Rey Mago que llevaba mirra, algo que posiblemente muchos despreciarían él no. Cristiano supo convertir la mirra en oro, o dicho en palabras futboleras, supo explotar un talento que existía, pero que tenía que ser mejorada y trabajado, como si de un acto de magia se tratara.

Cristiano Ronaldo trabajó como ningún otro jugador para estar en la mesa de los mejores de la historia, nos ha impresionado con su potencia de salto, su efectividad en penales, su gran velocidad, o como olvidar aquellos tiros libres cuando jugaba en el Manchester United.

Sin duda alguna, la magia y el talento de uno de los máximos anotadores en la historia del futbol quedará en la memoria de todos los que amamos este hermoso deporte.

Zlatan Ibrahimovic/Gaspar

Por último, pero no menos importante tenemos a Zlatan, en teoría él sería el encargado del incienso, el encargado de darle ese “aire de grandeza” y superioridad a cualquier club en el que juega.

Ha demostrado ser una estrella mundial del deporte en cualquier país al que se ha parado, todos los rivales lo respetan, si necesidad de haber ganado lo que otros futbolistas, nadie puede poner en tela de juicio su gran talento; Sin duda alguna pertenece a la realeza del futbol mundial.

Goles de chilena, pases con técnica de karate, arrogancia, etc… todo eso no sería nada sin su gran calidad técnica.