Hoy les venimos a hablar de una playera que es historia del futbol, uno que vive en la memoria de propios y extraños. Aquella que fue usada en México1970, con un súper equipo cargado de estrellas con el explosivo poder de fuego de Pelé, Tostao, Gerson, Rivelino y Jairzinho, les hablamos del jersey verdeamarela.

Esa Copa del Mundo fue la primera que fue retrasmitida en color, por este motivo, la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) decidió teñir la camiseta de juego de un amarillo mucho más intenso de lo que estaban acostumbrados anteriormente. Un mundial donde Pelé ganaba su tercera Copa del Mundo, antes; Suecia 1958 y Chile 1962.

Aquella equipación fue usada por uno de los mejores conjuntos que los futboleros han podido ver en la vida. Su fútbol vistoso, elegante, a la vez que divertido, parecía una coreografía digna de la mejor danza de ballet de la escuela Bolshoi, el verdadero Jogo bonito.