Carlos Poblete nació en Santiago de Chile el 13 de octubre de 1963. Un delantero matón, que se quedó grabado en la mente y el imaginario de toda la afición poblana que lo recuerda como «El búfalo» por su corpulencia física.

Poblete debutó con la Universidad de Chile en 1980, donde jugó hasta 1986 cuando es transferido al club Puebla. Ahí se convirtió en una leyenda del club, si bien en su primera temporada en el futbol mexicano marcó 8 gol en 35 partidos, por lo que se fue cedido al Ángeles donde registró 20 goles en una temporada. 

El «Búfalo» regresó a la franja donde fue parte fundamental para el superliderato de 88-89 aportando 23 goles. En la tempirada 89-90 anotó 22 veces, incluidos 2 goles en la final contra U de G para ser campeón en México en esta campaña formó, al lado de Jorge Aravena, una dupla de ensueño para la afición camotera, la cual entre 1988 y 1990 ayudó a conquistar el campeón de campeones y la copa México en 1990.

Al final Poblete, fue uno de los artífices de la época dorada del club, un delantero que demostró en su segunda oportunidad que era un goleador de sepa. Un jugador al que le bastaron dos años para grabar su nombre con letras de oro en el futbol mexicano.