Liverpool avanzó a la final de la UEFA Champions League al conseguir un resultado increíble, histórico, una remontada que quedará en la memoria de la competencia y de la historia del futbol al superar por 4-0 a Barcelona para avanzar con global de 4-3.

Una noche mágica se vivió en el Estadio de Anfield donde Barcelona llegaba con una ventaja de tres anotaciones, rodeado de fantasmas tras lo vivido el torneo pasado cuando no supo aprovechar una ventaja de 4-1 obtenida sobre la Roma en cuartos de final.

El sueño del Liverpool comenzó a construirse desde los siete minutos cuando en un error de Jordi Alba, la construcción de la jugada terminó en un rebote del arquero a la posición de Divock Origi, quien encontró la titularidad tras las lesiones de Mohammed Salah y Roberto Firminho logrando definir el primer gol.

Después los Reds tuvieron algunas acciones, otras más de polémica con penales que pudieron sancionarse y fallas increíbles de Philiphe Coutinho como de Lionel Messi que terminarían por extrañar después.

Para el segundo tiempo ingresó Georginio Wijnaldum tras la lesión de Andrew Robertson, convirtiéndose en una de las figuras en apenas dos minutos. El holandés se encontró con el segundo gol del partido a los 54 minutos al rematar una diagonal de Alexander Arnold.

Apenas dos minutos después Wijnaldum consiguió su doblete con un remate de cabeza tras el centro de Xherdan Shaquiri, otro que no venía siendo titular y a pesar de fallar varios pases en el partido, el clave terminó para acertarlo.

Ya con el empate en el global, Barcelona buscó reaccionar, Ernesto Valverde por fin reaccionó desde la banca e hizo cambios, pero con todo en contra ya nada pudo salvar a su equipo.

La acción clave llegó a los 79 minutos cuando Alexander Arnold en un tiro de esquina tomó desprevenidos a todos, colocando el balón de manera perfecta a Divock Origi al encontrarse solo dentro del área y rematando ante la sorpresa de todos los jugadores del club español, sus propios compañeros y la afición que no hizo más que explotar ante la épica remontada.

Barcelona se convirtió en el primer equipo en ser eliminado en ediciones consecutivas a pesar de tener tres o más goles de ventaja, mientras que Liverpool superó a los pronósticos que solo le daban siete por ciento de posibilidad de avanzar y consiguió su cuarta final en su historia de Champions League, la primera de forma consecutiva. Además, es el primer equipo de la Premier League desde el Manchester United en llegar de forma consecutiva a esta fase.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

1.310 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress