Para Santos Laguna la Liga de Campeones de la CONCACAF se ha convertido en su principal objetivo. Luego de dos subcampeonatos consecutivos ante los Rayados de Monterrey (2011-2012 y 2012-2013), el equipo que actualmente comanda Salvador Reyes busca llegar a la final para conseguir este título internacional que tanto anhela.

En el certamen actual, su primera víctima fue el Club Deportivo Marathón en los octavos de final. Un equipo que domina por completo la Liga Nacional de Honduras, pero que no pudo hacer nada ante la goleada de 11-2, en el marcador global, que le propinaron los Guerreros, quienes después de salir con ventaja de 6-2 en el partido de ida,  no quisieron arriesgarse y en casa terminaron por aniquilar las pocas esperanzas del Mounstro verde con un resultado de 5-0.

El rival en cuartos de final para los Guerreros fue New York Red Bulls de la Major Soccer League. Diego Valdés y Julio Furch marcaron los dos tantos que aventajaron a Santos en el Red Bull Arena, luego de un partido intenso en el que el arquero Jonathan Orozco destacó por sus buenas actuaciones para proteger su meta.  

Pero el susto se dio en el Territorio Santos Modelo. En el primer tiempo Los Laguneros se mostraron incómodos ante la presión del rival. Los Red Bulls salieron al terreno de juego con la mentalidad de remontar el marcador y en nueve minutos consiguieron equilibrar la balanza al poner el 2-2 global.

La falta de contundencia fue el peor malestar para unos Guerreros que cayeron en la desesperación. Julio Furch, Brian Lozano y Marlos Moreno lo intentaron una y  otra vez, pero la pelota no obedeció. Ante ello, la afición que apenas llenó 15 600 lugares, comenzó a mostrarse inconforme y tras el silbatazo para del descanso no dudó  en manifestarse con abucheos y gritos mal intencionados.

En la segunda parte el capitán de los locales,  Javier Abella,  actuó en el momento justo pues fue el encargado de abrir el marcador y desatar la goleada por parte de Santos. Si Red Bulls logró dos goles en nueve  minutos, Los Guerreros pudieron hacer cuatro en el mismo tiempo.

Brian Lozano firmó el segundo. Diego Valdés quiso entrar en la lista de anotadores y propinó el tercero. Finalmente, el huevo Lozano selló el triunfo luego de anotar el cuarto gol con un tiro desde la mitad de la cancha, que agarró adelantado al guardameta Luis Robles y selló el pase de Santos Laguna a semifinales.

Por: Mariana González.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

478 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress