Cruz azul volvió a jugar sus mejores 45 minutos sobre un terreno de juego desde aquel fatídico día en que América le dio aquella espectacular voltereta del llamado Clásico Joven.Eran las 9 de la noche y Roberto García Orozco dio por iniciado el juego correspondiente a la jornada quince entre Chivas y Cruz Azul.

Por un lado la máquina se jugaba una última carta para acceder a la fiesta grande del futbol mexicano, así lo entendió y muy temprano sobre el campo aprovechó los espacios que suele regalar la escuadra de Matías Almeyda, mismos que Richard Ruiz aprovecharía para adelantar a los cementeros. Pero enfrente no tendrían a un rival fácil, Chivas confirmaba el buen momento por el que pasa luego de echar en la Semifinal de la Copa MX al que curiosamente es el odiado rival de ambas escuadras.

Y aunque Chivas en ocasiones regala espacios, ofensivamente propone un juego rápido y efectivo. Así lo demostró Ángel Zaldívar al poner la igualada en el marcador producto de una pared con Marco Bueno. Cruz azul propuso, llegó , aprovechó la bandas y tuvo una cantidad importante de llegadas que no pudo finiquitar, incluso un choque entre dos jugadores de Guadalajara dejo completamente solo a Joao Rojas pero este último estrelló su disparo al palo izquierdo de Cota.

En el futbol el que perdona pierde y el encargado de demostrarle esta lección a la Máquina fue Marco Bueno, quien no desaprovechó un balón de Edwin Hernández y pondría adelante en el marcador a Chivas pocos minutos después de iniciado el complemento, sin embargo, Cruz azul no dejaría pasar su último tren a la liguilla y cortesía de Benitez llegaría el empate, pero Matías Almeyda movió sus piezas y con el ingreso de Pulido se lanzó encima de la Máquina que aunque peleaba bien por no recibir gol, terminó regalando un penal a lo “Cruz Azul» al minuto 91 cortesía del «Maza» Rodríguez.

Alan Pulido se paró enfrente de Jesús Corona y de manera magistral definió desde los 11 pasos para darle nuevamente un resultado importante al «Rebaño Sagrado» y prácticamente asegurar el pase a la liguilla del cuadro rojiblanco.

Guadalajara cumplió pero demostró que aún le hace falta cerrar espacios en zona defensiva. Cruz azul finiquitó un torneo para el olvido y aunque en esta ocacion se murió en la raya, sólo les queda terminar la campaña jugando bien y tratando de sumar la mayor cantidad de puntos posibles en el porcentaje.

image

Compartir
Artículo anterior¡Amargo empate en la Comarca!
Artículo siguiente«Rey Midas» sólo uno
Ing. Industrial egresado de la Universidad Iberoamericana. Consultor SAP en MM. Director Administrativo y Fundador de LaNetaFutbolera y Kala.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

3.102 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress