Un ambiente de desilusión se vivió en la comarca lagunera luego de que el Santos Laguna cayera 0-1 ante el Atlas, para el cierre de la jornada 13 del Torneo Apertura 2017.

La cita se dio la tarde de del Domingo en el Territorio Santos Modelo a las 18:30 horas.

Los Guerreros comenzaron dominando el partido y a tan solo un minuto del arranque Julio Furch estuvo cerca de anotar el primer tanto para los laguneros. Cinco minutos después vendría Djaniny Tavares con un tiro que fue correctamente interceptado  por el arquero Oscar Ustari, despejando rápidamente el balón para que el equipo visitante pudiera armar un contragolpe que no causo daño alguno.

La jugada más clara para el cuadro local fue en el 18’ cuando, luego de un tiro de esquina, el capitán Carlos Izquierdos estuvo a punto de abrir el marcador con un remate de cabeza que la defensa rojinegra pudo despejar.

A pesar de tener un dominio del balón y generar varias oportunidades de peligro, la falta de contundencia para el quipo de Siboldi se hacia presente cada vez que llegaban a la puerta del rival.

Mientras tanto, en la banca, ambos Directores técnicos estaban atentos a cada movimiento que realizaban sus jugadores, pues desde el comienzo del encuentro se mantuvieron de pie dando instrucciones a los equipos.

Los Albiverdes continuaban insistiendo en abrir el marcador. Para el 25’ Gael Sadoval apareció con un potente disparo que cayó en manos del portero Ustari; y tras presentarse un tiro de esquina en el 30’ Nestor  Araujo buscó abrir la marca con un remate que pasó por encima del travesaño.

Para el Atlas, la oportunidad se presentó en el 38’ cuando José Madueña estrelló el balón en el palo izquierdo de la portería de Jonatán Orozco.

Sin más jugadas de peligro, ambas escuadras se fueron al descanso con la pizarra en ceros.

En la parte complementaria las cosas se complicarían para Santos ya que la escuadra rojinegra saltó a la cancha mejorando su nivel de juego y dando su primer descalabro al 51’ con un gol de Brayan Garnica.  Dos minutos después, Atlas sorprendió de nuevo a Jonathan Orozco, quien logra rozar el esférico sacándolo por encima del arco.

Los más de 18 281 espectadores se mostraban inquietos y tras ir abajo en el marcador, y al ver que la escuadra lagunera no concretaba ninguna jugada,  comenzaron a retirarse.

Tras agregar cinco minutos de  compensación, llegó el silbatazo final donde la salida para el equipo local no fue nada agradable pues los abucheos por parte de la afición se hicieron presentes tras ver a su equipo derrotado.

Por su parte, Robert Siboldi declaró en conferencia de prensa  el sentirse triste por no haber conseguido  el triunfo: “Siento una gran tristeza que tienen todos, una gran amargura por no haber conseguido el ganar hoy… no pasa por compromiso, no pasa por otra cosa más que las cosas no se dan. Yo siempre digo que  a veces todos tenemos un estado de gracia en el que las cosas fluyen y las cosas por más que hagas  lo que hagas no se te dan”.

Sin embargo, afirmó estar orgulloso de la actuación que tuvo el conjunto lagunero y con el cual continuará trabajando para mejorar la definición: “Hoy estoy muy orgulloso del equipo, se entregó, no hubo uno que no dejara nada en la cancha, todos se entregaron, no dejaron nada en el vestidor. Entonces puedo decir que la pelota no entra y bueno tenemos que seguir ocupados en eso, mejorar en eso  y seguir trabajando, entrenando para mejorar la definición que es lo que venimos haciendo”.

Mariana G

Mariana G

@Maibgon

Mariana Ibañez González

Compartir
Artículo anteriorArgentina, crónica de cómo bailar un mal tango
Artículo siguienteBravos domó al Potro
Ing. Industrial egresado de la Universidad Iberoamericana. Consultor SAP en MM. Director Administrativo y Fundador de LaNetaFutbolera y Kala.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

3.107 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress