La Franja es un equipo con mucha historia en el fútbol mexicano, «copero» por tradición, le ha regalado a su afición grandes memorias y campeonatos y, a pesar de que la mayoría de estos buenos tiempos ocurrieron hace ya algunos años, en La neta futbolera queremos hacer un pequeño homenaje a esos grandes e inolvidables jugadores que portaron con orgullo la camiseta de Puebla.

Este es el 11 histórico del Puebla de la franja.

info 11 ideal-01

Pablo Larios Iwasaki: Llegó a Puebla traído por Manolo Lapuente en la temporada 89-90. Jugó 148 partidos seguidos como titular. Fue campeón de copa en 1990, campeón de liga en la temporada 89-90 y campeonísimo en ese mismo año.

Arturo Álvarez Perea: Un adelantado a su época, su posición fue lateral derecho, carrilero por vocación. Lo mismo mandaba centros exactos que bajaba a defender. Jugó 389 partidos con el equipo, la máxima cantidad histórica. Mancuerna de Paul Moreno, campeón de liga en el 83, 90, Copa del 90 y campeonísimo en el 90.

Luis Enrique Fernández Figueroa: jugó en el primer ascenso del equipo en 1970, anotó sólo 5 goles en 11 temporadas que jugó con el equipo, sin embargo, uno de estos goles fue el que le anotó a Leones Negros para darle el primer título a la Franja en 1983.

José Roberto Ruíz Esparza Oruña: 12 de sus 18 años como profesional los jugó con Puebla, campeón de Copa en el 88, liga del 90, copa del 90, campeonísimo en el 90 y campeón de CONCACAF en el 91. Recibió 2 Citlalis por mejor defensor.

Arturo Orozco: Es el máximo campeón de La Franja, ganó la liga en el 83, copa del 88, liga del 90, copa del 90, campeonísimo del 90 y campeón de CONCACAF en el 91.

Rodrigo Patricio «pony» Ruiz: Considerado como el mejor pasador en la historia del fútbol mexicano, este volante ofensivo debutó con la Franja en el 94. La técnica que mostró en el regate, manejo 1 a 1 y los centros al pie que ponía en la área contraria son características inolvidables y añorables de su juego.

Jorge Orlando «mortero» Aravena: Considerado como el mejor jugador en la historia de Puebla, sus espectaculares goles y toque preciso de balón lo llevaron a ganarse el corazón de la afición entera. Si de coraje y garra se trata no hay nada que reclamarle. 66 goles en 112 partidos. Campeón de copa en el 90, liga del 90 y campeonísimo ese mismo año, no hay persona que se diga aficionado a la Franja que no lo tenga en su memoria.

Carlos Muñoz Cobo: Delantero español que jugó en Barcelona y por azares de la vida llegó a Puebla, primer y último campeón de goleo que ha tenido la Franja, todo esto en el Invierno del 96 donde marcó 15 goles. Ayudó al equipo en repetidas temporadas a no descender y se mantiene en el top 10 de los máximos goleadores del equipo.

Carlos Silvio Fogel Rodríguez: Jugador argentino de gran calidad, cuenta la historia que la gente se levantaba de las butacas cuando él tomaba la pelota. Segundo máximo goleador del equipo con 84 tantos. Campeón en la temporada 82-83.

Paul René Moreno Altamirano: Jugador mexicano quien llegó a Puebla a los 19 años de edad, extremo derecho por vocación, encaraba y superaba a sus rivales generando múltiples oportunidades de gol. Campeón en la temporada 82-83 y nombrado novato del año. Seleccionado nacional en la era Bora Milutinovic.

Carlos Alberto «búfalo» Poblete: Jugador chileno sinónimo de gol, apodado por su corpulencia física jugó las posiciones de defensa central, portero y delantero central. Dupla icónica con el Mortero Aravena. Campeón de liga en el 90, copa del 90, campeonísimo del 90 y CONCACAF  en el 91. Máximo goleador histórico para la Franja e insustituible en la memoria de toda la afición.

ACTUALIZACIÓN: LOS PIEZA CLAVE DEL FRANJISMO

José Manuel «Chepo» de la Torre: El ‘Chepo‘ defendió en dos ocasiones la camiseta del Puebla. La primera vez fue de 1989 a 1991 donde fue parte del segundo campeonato y la otra en 1997.

Javier «Chícharo» Hernández: Un centrocampista que en 1989 es transferido al Puebla, donde consigue ser Campeón de Copa y de Liga en la Temporada 1989-90, en lo que ha sido el mejor equipo en la historia de la franja.

Cuauhtémoc Blanco: Pese a que llegó en la recta final de su trayectoria e incluso la Franja fue el club donde se retiró, el Cuau logró dejar huella en el equipo porque se convirtió en el motor ofensivo donde logró adjudicarse la Copa MX del Clausura 2015.

Matías «Chavo» Alustiza: Considerado el último ídolo, el Chavo estuvo casi siete años en el plantel, divido en dos etapas, siendo la primera fue la más brillante pues siempre se decantó como el corazón ofensivo del conjunto camotero; ganó la Copa y Supecopa MX, además que es el sexto máximo goleador del equipo.

Álvaro «Bola» González: Fue el domingo 6 de Agosto de 2006 cuando la vida de Álvaro y la institución camotera cambiarían para siempre. El regreso del Puebla a la Primera División se vio sostenido en gran manera por las anotaciones fabricadas por González. Más de treinta goles para que el futbol de Primera regresara al Estadio Cuauhtémoc.

Alejandro Javier «Pelado» Acosta: Llegó a Puebla días antes de que iniciara el Clausura 2009, donde la Franja se jugaba el descenso. Su mala técnica defensiva provocó la duras críticas y terminó callando a sus detractores con goles e impecable juego aéreo. Acosta volvió a ser uno de los pilares de aquel Puebla que cayó a manos de Cruz Azul en la primera fase de Liguilla.

Damián «Ruso» Zamogilny: Con La Franja, logró un título de liga en la división de ascenso, fue ganando adeptos hasta ser referente del equipo en el máximo circuito, ganando un Balón de Oro por su impecable participación en el Clausura 2008.

Luis Miguel Noriega: El jugador con más minutos con La Franja, fue un referente con el club, pues él como capitán fue protagonista y testigo del ascenso, las salvaciones, la Semifinal con Pumas, hasta llegar a la convocatoria a la Selección Mexicana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

2.964 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress