El fiscal especial suizo Stefan Keller dispuso abrir un proceso penal contra el presidente del máximo organismo del futbol mundial por la presunta reunión que mantuvo en 2017 con Michael Lauber, el fiscal encargado de la investigación conocida como ‘FIFAgate’.

Dicho fiscal halló indicios de conducta criminal relacionada contra los dos hombres y otras personas en sus reuniones, según el órgano que supervisa a la Oficina del Fiscal General. 

“Esto implica abuso de cargo público, ruptura del secreto oficial, asistencia a delincuentes e incitación a estos actos”, dijo el supervisor AB-BA en un comunicado.

Tanto Infantino como Lauber negaron con anterioridad haber realizados irregularidades. Por su parte, el organismo rector del fútbol mundial no respondió de inmediato a una solicitud. 

El actual presidente de la FIFA, tomó el cargo en 2016 en reemplazo de Joseph Blatter, quien también fue parte de un proceso criminal en 2015. Al ser elegido, Infantino prometió limpiar la federación para volver a poner el centro de atención en el fútbol.

Por su parte, Lauber presentó su renuncia el pasado martes, después de que una corte concluyó que encubrió una reunión con Infantino, además, de mentir a supervisores mientras su oficina investigaba la corrupción dentro de la rectoría del balompié mundial.

Por último, el órgano supervisor AB-BA dijo que el fiscal especial Stefan Keller está buscando la aprobación parlamentaria para que se retire la inmunidad a Lauber.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

3.122 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress