Santos sueña con la corona

“Un Guerrero nunca muere”. Esta es la popular frase, creada por Héctor "Pity" Altamirano, que hasta la fecha identifica a Santos Laguna con los miles de aficionados que acuden al estadio para apoyar incondicionalmente a su equipo.

Y es que, para la escuadra Lagunera, estar en la cima de la tabla general se había convertido en un reto inalcanzable durante los últimos torneos, donde la falta de contundencia y errores constantes eran sus características principales. Pero al parecer todo tomó ritmo con la llegada del Director Técnico Robert Dante Siboldi, quien de inmediato dio el cambio de chip que necesitaba el equipo.

Pero ese no fue el único factor que intervino para que los Albi verdes comenzaran el Torneo Clausura 2018 con el pie derecho. Sí, me refiero a la incorporación tan acertada de los refuerzos: José Juan Vázquez, Jesús Isijara y Gerardo Alcoba. Quienes hasta el momento han demostrado un compromiso que se ve reflejado en los resultados.

A pesar del buen trabajo que ha realizado el conjunto lagunero, no podemos hablar de un cuadro titular como tal, pues la gran competencia interna que existe en el plantel, esta como para sustituir a cualquier jugador que comience a relajarse en el juego.

Lo que sí hay que reconocer es que uno de los jugadores más fundamentales, y sin duda titular, ha sido José Vázquez. Pues su llegada le dio una notoria solidez al medio campo, permitiendo que sus compañeros de ataque jueguen de una forma más libre hacia el frente.

Pero quien sin duda está en su mejor momento es Djaniny Tavares. Y es que en tan solo diez fechas ha logrado un total de 12 anotaciones que lo posicionan como líder en la tabla de goleo individual, lo que nos hace pensar la suerte sí existe y que el talento del Cabo Verdiano está siendo tocado por ésta, convirtiéndose además, en un ídolo que desde hace tiempo le hacía falta a la afición comarcana para sentirse más identificada con el equipo.

Siboldi lo sabía desde el principio: en el fútbol, lo pasado pisado. El equipo necesitaba levantarse de la mala racha acumulada y la mejor forma de comenzar era dándole a sus jugadores la seguridad necesaria para mostrarse cómodos en el terreno de juego.

No, los números no mienten. Todo parece indicar que la historia de hace 6 años se está repitiendo. Para la Jornada 10 del Clausura 2012, Santos Laguna, dirigido entonces por Benjamín Galindo, se encontraba en el mandato de la tabla general con la marca de 6 victorias, 2 empates y 2 derrotas, manteniendo el invicto en casa con un total de 20 unidades, torneo en el que obtuvo su cuarto título de Liga. Estos mismos resultados son los que acumula en la competencia actual para la fecha 10. ¿Destino o coincidencia? No lo sabemos. Pero estas casualidades mantienen viva la esperanza de la afición para ver a su equipo nuevamente campeón.

Mariana González

@Maibgon

No hay comentarios

Agregar comentario