Si queremos hablar de tecnología aplicada al deporte, el punto de referencia inmediato son las ligas estadounidenses. Con tecnología me refiero al uso de las repeticiones instantáneas para revisar jugadas dudosas y decidir si la decisión de los oficiales se mantiene o existe evidencia suficiente para revertirla, tal como en el futbol americano (NFL), en el basquetbol (NBA) y hasta en el beisbol (MLB). No cabe duda que la aparición del “eagle eye” en el tenis ha sido el punto de inflexión en este deporte para que no exista ningún tipo de error con referencia al uso de las líneas que delimitan la cancha. El resultado ha sido exitoso en todos los deportes en los que se haya aplicado la tecnología con el objetivo de que, al menos, se minimicen los errores arbitrales.

1-lanetafutbolera

En el fútbol soccer, la FIFA se rehusa al uso de la tecnología argumentando que: se perderá la esencia de deporte, durarán más los partidos, habrá tiempos muertos, se perderá la fluidez y que va en contra del espectáculo. El arbitraje está experimentando una grave crisis en prácticamente todas las ligas del mundo, en México ya es alarmante, pero creo que la culpa no debe recaer totalmente en los árbitros o en las comisiones de arbitraje. Los árbitros han sido evidentemente rebasados por la misma complejidad del deporte pero, sobre todo, por la tecnología que ahora poseen las televisoras que transmiten los partidos: tomas en cámara lenta, cámaras a ras de pasto, las “spyder cam” y muchas otras que están en puntos estratégicos para no perderse detalle alguno del partido de fútbol.

Existe algo en lo que el árbitro no puede competir, en el tiempo de decisión.

Los árbitro tiene que decidir en milésimas de segundo lo que va a marcar, no tiene a su disposición la gloria de las diferentes repeticiones para ayudarse a tomar su decisión. Tampoco creo que la culpa sea de las comisiones de arbitraje por no contratar a los personajes más cualificados para instruir y capacitar a los árbitros. Por más instruido y cualificado que esté un árbitro, puede equivocarse a la hora de decretar una falta dentro del área; cualquier árbitro se puede equivocar al no expulsar a un jugador por una fuerte entrada o al pensar que la mano que cometió un defensa dentro del área fue sin intención y no marcar una penal que era más claro que el agua. Los árbitros no son más que seres humanos que cometen errores como lo hacen los jugadores más cualificados, los entrenadores más instruidos y hasta los directivos más brillantes. Los árbitros simplemente han sido rebasados por la tecnología y necesitan recurrir a ésta para minimizar sus errores en un partido de fútbol.

arbitraje-laneta

El uso de la tecnología en el fútbol tampoco deber ser exhaustiva y se debería limitar a cierto tipo de jugadas y situaciones que afecten directamente el marcador. Mis propuestas para el uso de la tecnología en el fútbol, estimado lector, son las siguientes. Una de las jugadas más rápidas, complejas y en las que menos tiempo de reacción tiene un árbitro, ya sea central o abanderado, son las relacionadas con la línea de gol. Imaginen el uso del “eagle eye” para confirmar si la pelota entró o no entró y mantener o revertir la decisión inicial. En este caso la probabilidad de error arbitral sería eliminado por completo.

futbol-tecnologia-gol-glt-650x450-7477557039

Una segunda situación es la relacionada con la marcación de los penales. El árbitro marca un penal, dudoso o no dudoso, y el entrenador tiene el derecho de tirar su pañuelo rojo para que la jugada sea revisada o que por reglamento todos los penales marcados deban ser revisados, repito, solo bajo penal marcado. Una tercera situación a la que aplicaría la tecnología sería en el caso de una tarjeta roja. Usualmente jugar con inferioridad numérica trae consecuencias que van directo al marcador, por lo que la revisión de la jugada para confirmar la justicia o la injusticia de la expulsión y que solo pueda quedar en un tarjeta amarilla es de vital importancia. El último escenario sería aquellos goles donde queda la duda si existió o no fuera de lugar.

arbitraje

En un inicio estas podrían ser las cuatro situaciones en la que se pida revisión de jugadas ya sea por repetición instantánea o por el uso del “eagle eye” en la línea de gol. Se le podría dar al entrenador un reto por tiempo, no acumulables en caso de no ocuparlo durante los primeros 45 minutos y que algunas jugadas sean revisadas por reglamento. Se podría analizar durante un periodo de tiempo si la aplicación de la tecnología surte efectos positivos y, en su defecto, ampliar el número de situaciones donde ésta se use. Todos saldrían beneficiados, los árbitros, los jugadores, los entrenadores, los equipos, los aficionados y, en general, ganaría el fútbol al haber menos partidos ganados o perdidos a causa de los “robos” arbitrales.

Con el uso de este tipo de tecnología podría reducirse el amaño de partidos y la corrupción, al menos, del lado del arbitraje. ¿Qué les hubiera parecido que gracias al uso de la repetición instantánea el gol de Oribe Peralta hubiera contado y así el América empatara el Clásico? o ¿Qué tal que al Morelia se le revirtiera la marcación de ese grotesco penal en contra y así sacar esos tres puntos de oro para la lucha por el descenso?. No se cuál sea su opinión, pero la NETA el arbitraje en México está por la calle de la amargura y el uso de la tecnología podría ayudarlos a tener trabajos menos malos.


LUIS ALBERTO BRAVO (@luisbeto8) | Twitter

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

2.789 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress