Mariana González | La Neta Futbolera

Equipos que cambian de sede. La cancelación del ascenso y el descenso. Demandas a los presidentes de clubes, acusados de corrupción y lavado de dinero. Falta de pagos a los jugadores. Multipropiedad. En fin, la lista puede continuar y nos deja ver que la Liga MX siempre da de qué hablar.

Podemos quejarnos de lo aburridos que pueden llegar a ser algunos partidos durante el torneo regular. Perfecto, eso nadie lo discute. Pero lo que no se debe negar es que, a pesar de que el «espectáculo» dentro del terreno de juego nos deja, en su mayoría, mal sabor de boca, los problemas extracancha hacen de nuestra liga una de las más «atractivas» y no hace falta retroceder tanto tiempo para demostrarlo, cuando tenemos el 2020 como el mejor ejemplo.

Comencemos desde abril, cuando se canceló el Ascenso MX, algo que ya se veía venir, para dar paso a una Liga de Desarrollo, además de anunciar que no habría descenso durante los próximos seis años. La solución perfecta para aquellos equipos que no estaban en su mejor momento dentro de la primera división. Pero un gancho al hígado para los que peleaban por una oportunidad de pertenecer al máximo circuito. «El fútbol mexicano vive para las ganancias rápidas», menciona el escritor mexicano Juan Villoro, lo cual es bastante razonable.

Pero, como en todo siempre hay una oposición, en el fútbol mexicano tendremos la Liga del Balompié, la cual buscará hacerle competencia a la poderosa Primera División con nuevas reglas, nuevos formatos y en la cual existe la posibilidad de revivir a algunos equipos como por ejemplo al Morelia. ¿Servirá de consuelo para los aficionados del ahora extinto Monarcas?, digo porque si bien es cierto que los dueños de este equipo optaron por lo que «es mejor» y se mudaron a Mazatlán, claro está que no pensaron en los hinchas, a quienes les arrebataron  un símbolo de identidad y parte de su historia.

Sin embargo, no solo los jugadores y aficionados han sido parte de polémicas, pues justo cuando la novela estaba por llegar a su fin, le agregaron otro capítulo que tuvo como protagonista nada más y nada menos que a Cruz Azul. Sí, no fue  suficiente la desilusión tras haber cancelado el torneo Clausura 2020, en el cual la Máquina buscaba cortar la mala racha de 22 años sin campeonar en Primera División. Sino que además el presidente del club, Guillermo Álvarez, el vicepresidente Alfredo Álvarez y Marco Garcés, se vieron envueltos en una serie acusaciones por desvío de recursos y lavado de dinero.

Así es, el mismo Alfredo que se quejó de la corrupción en el fútbol mexicano al mencionar que el coronavirus se había inventado en un equipo para cancelar el torneo, ahora está enfrentando a la justicia. ¿Qué cosas, no? Creo que el «Juega limpio, siente tu liga» no solo debe aplicar en los partidos. Pero tranquilos, que dejando a un lado todos los problemas, Yon de Luisa, presidente de la Federación Mexicana de Fútbol, aseguró que a pesar de la complicada situación el fútbol mexicano se recuperará y regresará renovado.

Ahora entiendo por qué el presidente del Atlético de San Luis, Alberto Marrero, se asustó y no se guardó su sentir al mencionar que en el balompié mexicano todo podía pasar, incluso cosas que no son comunes en Europa. ¿Será? En fin, tal parece que Marrero tendrá que acostumbrarse a la cruda realidad, si así le podemos llamar, y no queda de otras más que decirle: Bienvenido a la Liga MX

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

2.942 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress